La Policía municipal de Majadahonda intervino en un total de seis botellones y tres fiestas en locales y domicilios durante el pasado puente de Todos los Santos. En total, más de un centenar de personas a los que los agentes levantaron acta por participar en estos encuentros no permitidos.

Asimismo, la policía tuvo que sancionar a más de una veintena de terrazas y establecimientos que no cumplían la normativa actual en cuanto a aforos, distancias o número de mesas permitidas.

El alcalde, José Luis Álvarez Ustarroz, ha pedido responsabilidad a los vecinos y el estricto cumplimiento de normas y protocolos. “Que la situación mejore es un trabajo de todos. El Ayuntamiento va a seguir trabajando con todos los medios a su alcance pero se hace indispensable el compromiso individual de cada uno de nosotros”. 

El regidor ha valorado no obstante de manera positiva los datos de incidencia en la ciudad de esta semana. Así, desde el comienzo de las restricciones en la Zona Básica de Salud de Majadahonda-Valle de la Oliva, el pasado 20 de octubre, la incidencia acumulada de casos a 14 días ha caído desde los 880 casos por cada 100.000 habitantes hasta los 546. 

Por su parte, en la Zona Básica de Salud de Valle de Oliva la incidencia ha disminuido en solo una semana desde los 640 casos por cada 100.000 habitantes hasta por debajo de la barrera de los 500: 449 casos por cada 100.000 habitantes. “Una prueba inequívoca de que las medidas que se están aplicando funcionan”, ha concluido el primer edil.

Este miércoles comienza además la realización de los test de antígenos a toda la población. Las pruebas se harán en el polideportivo municipal Cerro de la Mina, en horario de 9 a 14 horas y de 16 a 21 horas, durante varias semanas. Los vecinos recibirán un SMS de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid con el horario y el día en el que se deben realizar la prueba.