16.8 C
Majadahonda
/ 17 abril 2024

Cruz Roja ofrece asesoría jurídica a los usuarios de la zona

Cruz Roja ofrece asesoría jurídica a los usuarios de la zona

La Asamblea Comarcal de Cruz Roja Majadahonda-Las Rozas ofrece asesoría jurídica a los usuarios de la zona. El objetivo es ayudarles a resolver sus dudas en aspectos que les afectan y que pueden ser un problema para salir de una situación de vulnerabilidad, como, por ejemplo, los procedimientos derivados de la aplicación de la ley de extranjería. El servicio de asesoría jurídica, enmarcada en el área de Intervención Social, engloba dos proyectos diferentes: el de Integración de Inmigrantes y el de Atención Urgente a Necesidades Básicas.

Los dos proyectos están atendidos por Elisabet Collado, Isabel Brescané y Verónica de Juan, tres voluntarias licenciadas en derecho. Eli también es abogada. Isabel atiende en la sede de la Asamblea de Cruz Roja en Majadahonda (calle Doctor Fleming 1). Verónica y Elisabet lo hacen desde la de Las Rozas (calle Cruces 7).

A lo largo de 2022, en el área de atención urgente a las necesidades básicas, se asesoró a 64 personas con 94 intervenciones de información y orientación jurídica. En el área de Integración de Inmigrantes, se trabajó con 462 personas con 1.229 intervenciones de tipo jurídico. Hasta ahora, en 2023, se ha atendido a 21 personas con 23 intervenciones en las dos áreas de actuación en Majadahonda y a 25 personas con 36 intervenciones en Las Rozas.

Perfil de usuario habitual

En cuanto al perfil de la persona usuaria, expresan que hay más mujeres que hombres y son, en su mayoría, inmigrantes procedentes de países latinoamericanos. Respecto a las dificultades que encuentran en el trabajo, indican que, por parte de las personas usuarias, es frecuente la falta de medios informáticos. Muchas personas vienen con expectativas que no se ajustan a la realidad y después se encuentran con la dificultad de conseguir permiso de trabajo.

Algunas personas vienen huyendo por temas que van desde la violencia de género, a las mafias. En estos casos, se solicita el sistema de protección internacional (asilo). “Vienen porque no tienen más remedio. Es muy duro tener que dejarlo todo porque tu vida corre peligro, porque estas bajo amenaza tú o tu familia, porque te han quitado la tierra, porque te han pegado, porque han entrado en tu casa con machetes… Si traen las pruebas necesarias lo normal es que no tengan problemas para conseguir el asilo”, afirman.

Respecto a cómo reciben la ayuda los usuarios, aseguran que responden muy bien, ya que “muestran mucho agradecimiento y siguen nuestras indicaciones”.

Trabajadora. Fuente: Web oficial de Cruz Roja

Aspectos que se tratan

Verónica, Elisabet e Isabel explican que los temas más frecuentes en los que trabajan son extranjería (con alrededor de un 70% de las consultas), ayudas públicas o arrendamientos urbanos y familia. En general, son temas y dudas jurídicas que tienen los usuarios en su vida cotidiana. “Nuestra labor es solucionar las dudas durante los procesos y acompañarles”, afirman. Aseguran que las personas usuarias van, en su mayoría, directamente a Cruz Roja, aunque en algunos casos las derivan los servicios sociales del Ayuntamiento, con los que tienen una relación fluida.

En Las Rozas hay más demanda de extranjería que en Majadahonda. En este último municipio hay más solicitudes de asesoramiento laboral. En los temas de familia se ocupan, por ejemplo, de asuntos relativos a pensiones alimenticias, procedimientos de separación o divorcio y, en algún caso, malos tratos. En todos ellos hacen un asesoramiento previo y se los derivan a los organismos correspondientes.

En vivienda suele haber conflictos entre arrendador y arrendatario, impago o desahucios. En todos los casos son, en su mayor parte, personas inmigrantes. Normalmente están sin trabajo o haciéndolo en la economía sumergida. Muchos de ellos, alrededor del 50%, viven en una habitación y, en ocasiones, se trata de espacios que no están catalogados como vivienda y que pueden ser peligrosos. “En estos casos, se puede ofrecer una ayuda puntual y una entrega económica para facilitarles el acceso a una vivienda”, exponen.

Las voluntarias dicen que el servicio de asesoría jurídica tiene “una gran acogida y, en cuanto se da a conocer su existencia se llena automáticamente. Cuando vienes a trabajar es un no parar. Hay mucha demanda”.

Un trabajo satisfactorio

Las tres coinciden en que lo mejor del trabajo es “ayudar a la gente. Si consigues ayudar a alguien llegas a casa contentísima y si no, frustrada”. “Ser útil te da una gran satisfacción”, se sinceran. Además, reconocen que en ocasiones se llevan los problemas a casa “no lo puedes evitar. Hay veces que lo que te encuentras te impacta mucho”.

Verónica, Elisabet e Isabel querían hacer un voluntariado y llegaron a Cruz Roja por alguien conocido. Isabel empezó en empleo, Verónica dando clases de castellano a personas ucranianas y Eli se incorporó directamente a la asesoría jurídica.

A la pregunta de si han encontrado en el voluntariado lo que esperaban dicen que “mucho más. En primer lugar, la gente que te rodea. Es impresionante el equipo que hay en Las Rozas y en Majadahonda. El ambiente es muy bueno y, además, entre nosotras nos hemos comunicado muy bien, resolviendo dudas o haciendo formación juntas”.

Voluntarias. Fuente: Cruz Roja

Condiciones para ser voluntario

En cuanto a qué requisitos debe cumplir alguien que quiera entrar en el servicio de asesoría jurídica a realizar un voluntariado, señalan que deben tener conocimientos jurídicos, “no necesariamente ser abogado o abogada, pero sí tener la decisión de formarte, ganas de estudiar e investigar”. “Estamos siempre queriendo aprender”, explican.

Sobre qué le dirían a alguien para animarle a entrar en la asesoría, resumen que “aprendes mucho y rápido, porque ningún caso se parece a otro y, conforme te van llegando las cosas, tienes que tener la capacidad de encontrar la información y trasladarla a la persona que plantea el tema”. “Sobre todo estamos muy contentas”, añaden las tres.

Por último, se atreven a lanzar una idea: creen que estaría bien que Cruz Roja ofreciera un servicio de mediación para que las partes en conflicto lleguen a acuerdos entre ellas.

Fotografía principal / Web oficial de Cruz Roja

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTÍCULOS RELACIONADOS