Miguel Ángel Blanco

En la mañana de este viernes, la Fundación Miguel Ángel Blanco, en colaboración con el Ayuntamiento de Majadahonda han celebrado un acto de homenaje a la figura de Miguel Ángel y a todas las víctimas del terrorismo. Ha estado presidido por José Luis Álvarez Ustarroz y le han acompañado los representantes de los diferentes Grupos Municipales del Ayuntamiento. La conmemoración ha tenido lugar frente al monolito de la Rosaleda que rinde homenaje al concejal del Grupo Municipal de Ermua, asesinado por ETA el 13 de julio de 1997.

El próximo lunes, 13 de julio, se cumplen 23 años de su secuestro y asesinato. El lema de este año ha sido “La resistencia de la dignidad”, en honor al esfuerzo compartido de miles de ciudadanos por preservar el significado de la Memoria de las víctimas del terrorismo y la defensa de los valores y principios éticos y políticos que definen a los ciudadanos libres.

Miguel Ángel Blanco
XXXIII Aniversario Miguel Angel Blanco

Manifiesto de la Resistencia por la Dignidad

Se ha leído el Manifiesto de la Resistencia por la Dignidad, en el que se ha recordado a las 854 víctimas mortales de la banda terrorista ETA. Por otro lado, también se han evocado los acontecimientos que tuvieron lugar en Ermua, y en toda España, como respuesta a este atentado.

El alcalde de Majadahonda, José Luis Álvarez Ustarroz, ha apelado al Gobierno de España “a que no solicite el apoyo a los gobiernos de ETA, que aunque ha sido derrotada políticamente; en el País Vasco aún permanecen en las instituciones. Bildu insulta la memoria de Miguel Ángel, se niega a condenar su asesinato y desprecia la memoria de las víctimas. Por eso, quiero reafirmar el inquebrantable compromiso de este Ayuntamiento con la defensa de la Democracia y el apoyo irrenunciable a la libertad y a la dignidad de las víctimas del terrorismo”.

También ha dado su apoyo al Manifiesto de ‘La Resistencia de la Dignidad’, que pretende dar a conocer la figura de Miguel Ángel Blanco, a quien “ETA asesinó por pensar diferente y sentirse vasco y español”, recordando que “las víctimas y sus familias estarán siempre en nuestro recuerdo” porque “no podemos olvidar lo inolvidable”.

La fundación ha querido alentar a los jóvenes a que sigan recordando a las víctimas. Según señalan, es algo necesario para construir una sociedad en la que no tenga cabida la justificación de la violencia, el sectarismo, el fanatismo identitario, ni la exclusión del diferente.

El párroco, D. Francisco Pérez ha realizado una oración en memoria de las víctimas. Además, los profesores de la Escuela Municipal de Música, Enrique Granados, han interpretado el Adagio de Marcello, en Re menor.