La jornada política de las elecciones del 12-J en Galicia y País Vasco dejó no solo un desplome de las marcas de Podemos en ambas comunidades autónomas y una nueva mayoría aplastante de Feijoó (PP) en la región gallega. También sirvió para asistir, una vez más, a escenas cuanto menos censurables en los centros de votación.

Una de ellas se produjo en el colegio Mina del Morro de Bilbao, donde tuvo lugar un desagradable incidente que fue denunciado por el alcalde de Majadahonda, José Luis Álvarez Ustarroz, quien se encontraba en la localidad vasca como apoderado de la formación popular.

EH Bildu, segundo partido más votado en Euskadi tras el PNV, se dedicó a hacer campaña en el centro mientras se efectuaban las votaciones, algo terminantemente prohibido por la ley electoral. Como se apunta, Ustarroz denunció in situ la irregularidad y la respuesta obtenida por parte de otros partidos estatales como el PSOE no fue la esperada, algo que se ha señalado desde otras cuentas de Twitter.