familias vulnerables

El Plan de Ayudas e Inversiones, presentado por el Grupo Municipal Socialista, supone una dotación de 3 millones de euros destinados a cerca de 1.000 familias en situación de riesgo, así como a empresas y profesionales que ya han sufrido la crisis por la COVID-19. La proposición del Grupo Municipal Socialista de Majadahonda ha logrado el consenso de todos los partidos políticos, a excepción de VOX.

“Hemos conseguido que se acuerde habilitar una línea de ayudas directas a familias y empresas que se completará con ​un plan de inversiones sociales ​para reactivar la economía, enfocadas a mejorar las dotaciones de la ciudad con una escuela infantil, un centro de mayores, y reformas en los colegios y la construcción de una nueva promoción de 159 viviendas públicas”, anunció el portavoz socialista, ​Manuel Fort.

El objetivo es que se aseguren las ayudas a las familias, comerciantes, empresas y profesionales que se encuentran en una situación compleja y, que ahora más que nunca, necesitan el apoyo de la administración local. Dicho plan, incluye además la puesta en marcha de inversiones para la construcción de nuevos equipamientos muy demandados por los colectivos más sensibles de Majadahonda y el fortalecimiento de los servicios públicos.

“Nuestra prioridad siempre van a ser las personas. Los vecinos que están demandando ayudas en Servicios Sociales o para mantener su actividad económica necesitan una respuesta inmediata y estos fondos son la forma de darles ese apoyo. Si antes era necesario, ahora es imprescindible articular estas ayudas de forma urgente”, ​señala Fort.

Dicho Plan se ha aprobado con la enmienda del Grupo Popular a uno de los puntos. El portavoz y Concejal de Hacienda, Recursos Humanos, Servicios Jurídicos y Régimen Interior Ángel Alonso, fue el encargado de explicar el porqué del cambio introducido, recalcando en primer término que “no va a haber un desabastecimiento de la atención social de aquellos que o necesiten, y si es necesario habilitar más recursos, se habilitarán“.

Sin embargo, Alonso apuntó que el motivo de la enmienda ha sido que consideran necesario hacer las inversiones y dotaciones de ayuda “a lo largo de la legislatura“. Ello no implica que no “se redoblen esfuerzos en este año y el siguiente“, sino que, para cumplir con las limitaciones impuestas por la regla de gasto, “se deben acompasar los esfuerzos económicos con las limitaciones de dicha regla“.

El portavoz popular indicó que no tendría sentido “meter ahora 3 millones de golpe y que, por no ejecutarlos, condicionaríamos la regla de gasto y no podríamos atenderlo el año que viene“.