Cada vez estamos más cerca de poder pasear por la pasarela de Roza Martín. Y es que esta realidad está cada vez más cerca después de que la Junta de Gobierno haya dado luz verde a esta obra de comunicación peatonal, que cuenta con un presupuesto de 2.799.424 euros. El proyecto municipal, 100% accesible, resolverá el cruce sobre la glorieta que regula la intersección de las carreteras M-503 y M-516, así como el acceso peatonal entre el colegio Virgen de Lourdes y el casco urbano de Majadahonda. 

Tal y como ha explicado el alcalde de Majadahonda, José Luis Álvarez Ustarroz, “se trata de actuación muy necesaria para la ciudad y dará respuesta además a una importante demanda vecinal”. 

Así, la conexión peatonal desde Roza Martín se hará en la calle Bodas de Fígaro y se extenderá hasta la explanada situada frente al colegio, donde se ubica una parada de autobús. El ancho de la sección será de 4 metros, lo que permitiría también la implantación de un carril bici. El proyecto contempla una pasarela colgante con un mástil principal como elemento de sustentación, cuya altura desde la glorieta será de 26,10 metros. 

Para aumentar la seguridad de los peatones, dicha pasarela contará con iluminación de la zona de tránsito a través de dos líneas LED integradas en el pasamanos de la barandilla y se dispondrán farolas en la zona de las rampas de acceso y aceras. También se instalarán señales luminosas en los pasos de peatones existentes junto al colegio, en el ramal de salida de la M 503. El plazo de ejecución previsto será de diez meses y las obras podrían comenzar a principios de 2021.