Ha comenzado la campaña de prevención de incendios del año 2020 en Majadahonda. El Consistorio, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, recuerda la obligación de los propietarios privados de conservar el suelo natural y la masa vegetal de sus parcelas en las condiciones idóneas. De esta forma, se minimiza el riesgo de erosión o incendio.

Las parcelas deben estar completamente libres de hierbas secas, brozas y residuos, y en las debidas condiciones de salubridad, higiene y ornato. De esta forma, se pretende contribuir a garantizar la seguridad y la salud pública, además de evitar daños a terceros o al interés general, mediante la ejecución de desbroces.

Mediante la emisión de un bando, el alcalde, José Luis Álvarez Ustarroz, ha solicitado “la máxima colaboración de los vecinos propietarios de todo tipo de terrenos en el cumplimiento periódico y permanente de sus deberes”, especialmente, en esta época en la que se incrementa el riesgo de incendios forestales.

Obligaciones de los propietarios

Entre las responsabilidades de los propietarios están las labores periódicas de desbroces preventivos y la limpieza y adecentamiento de los solares, parcelas y otros terrenos en suelo urbano o rústico. Se deben intensificar los trabajos hasta finales del mes de octubre. La superficie frontal de los terrenos que linden con la zona urbana, deberá disponer de una anchura mínima de 4 metros. Los restos de la limpieza se deberán trasladar a un vertedero controlado por cuenta del particular.

Los servicios municipales competentes efectuarán inspecciones periódicas. Así, comprobarán el estado de los terrenos y para asegurarse de que las tareas en bien de todos, se llevan a cabo. En el caso de constatar que no se ha llevado a cabo el obligado desbroce, el Ayuntamiento requerirá al propietario la ejecución del mismo. Si se reitera el incumplimiento, procederá a la ejecución subsidiaria de dichas tareas. Imputará el coste al infractor y, en su caso, realizará la apertura del correspondiente expediente sancionador.

Campaña de desbroce de parcelas municipales

Por su parte, el Consistorio, como en años anteriores, también ha puesto en marcha la campaña anual de desbroces en parcelas municipales y zonas ajardinadas del municipio. Tiene el objetivo de reducir el riesgo de incendio en época estival.

Estos trabajos de prevención y limpieza cubrirán una superficie total que se acerca a los 727.000 metros cuadrados. El Ayuntamiento realizará labores de siega y desbroce con maquinaria, suprimiendo el uso de herbicidas, dentro de la gestión “Cero productos químicos”. De esta forma, ayuda a mejorar la biodiversidad urbana mediante las buenas prácticas en trabajos de jardinería.