Infracciones penales

Majadahonda ha registrado 1.467 infracciones penales durante el primer semestre de 2020. Esto supone un descenso de la criminalidad del 21,8% con respecto al mismo periodo del año anterior, en el que se produjeron 1.876 infracciones. De esta forma, lo han confirmado los datos ofrecidos por el Ministerio del Interior en el Balance de Criminalidad que evalúa la tipología penal en municipios de más de 30.000 habitantes de toda España.

Fuentes del Ministerio del Interior han matizado que parte de esta bajada en los índices de criminalidad se deben a las circunstancias derivadas del estado de alarma que entró en vigor con el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, para gestionar la crisis sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19 y que estuvo vigente hasta el 21 de junio.

Descenso de la criminalidad en Majadahonda

Dentro de la tipología penal que ofrece el Ministerio del Interior, en Majadahonda, han descendido el número de delitos relacionados con la libertad e indemnidad sexual en un 45,5% y el resto de delitos contra la libertad e indemnidad sexual, en el 40%. También han descendido los homicidios dolosos y asesinatos en grado de tentativa de 3 a 0, lo que supone un decrecimiento del 100%.

También han descendido los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones en un 59,9%, los robos con fuerza en domicilios en un 61,3%, los hurtos en un 32,5% y el tráfico de drogas en un 45,5%

Algunos ascensos en infracciones penales

Por su parte, los robos con violencia e intimidación han pasado de 26 a 27 casos, lo que supone un incremento del 3,8% y la sustracción de vehículos de 25 a 53 casos, con un incremento del 112%.

Afortunadamente no se han producido homicidios dolosos o asesinatos consumados, secuestros, ni agresiones sexuales con penetración.

En la ciudad de Madrid, el descenso acumulado de infracciones penales entre 2019 y 2020 para el periodo del primer semestre, ha disminuido en un 32,2%, pasando de 126.955 infracciones a 86.095. Por su parte, la Comunidad de Madrid ha reducido en un 30% el total de infracciones penales registradas en este semestre.